miércoles, 7 de septiembre de 2016

Iglesia de san Martin ofrece apoyo psicológico profesional para niños, jóvenes y padres de familia

José Rivera                                           
Tonalá, Chiapas 7 de septiembre de 2016, Un grupo de especialistas apoya a niños, jóvenes y padres de familia con terapias psicológicas, con la finalidad de brindarle apoyo moral, enseñando a los padres a tener una mejor comunicación con sus hijos para identificar problemas sociales en los jóvenes a temprana edad y así poder darle la atención correspondiente, asi lo dio a conocer el padre Mario Villareal, rector de la iglesia de san Martin.
Quien además dijo, Esta actividad se realiza con un grupo de profesionales voluntarios que viene de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez los días sábados y con ello se atienden problemas de comunicación desde la etapa infantil, donde el niño depende mucho de su entorno para llegar a la edad adulta donde uno mismo decide qué caminos seguir en la vida, constituye un cambio importante de una persona.
Todos estos cambios suponen tener que afrontar muchas situaciones que serán nuevas, Es relativamente frecuente que la comunicación con las personas que te rodean se vea afectada, La terapia psicológica analiza las causas de esos problemas de comunicación para establecer cambios que faciliten las relaciones con los demás.
En la adolescencia se ponen en práctica habilidades interpersonales que han de aprenderse para lograr unas relaciones adecuadas en la vida adulta, A veces no resulta fácil afrontar las situaciones nuevas que se dan, tanto en una relación sentimental, con amigos, la familia o en la escuela, El aislamiento puede ser una consecuencia de la falta de comunicación o de las dificultades para expresar las necesidades que van surgiendo.
La terapia psicológica con adolescentes es un entorno ideal que puede llevarse a cabo de forma individual y/o en grupo, para poder entrenar esas habilidades que deben aprenderse, El psicólogo puede ayudar a encontrar la fuente de las dificultades interpersonales y mejorar las relaciones con los demás, evitando el aislamiento.
La familia constituye un ambiente donde el adolescente puede compartir muchas de sus experiencias. Cuando las relaciones son disfuncionales en ella puede convertirse en una fuente más de dificultades. A veces la falta de comprensión de unos hacia otros, la falta de tiempo para dedicar a la comunicación y al establecimiento de un ambiente donde intercambiar experiencias facilita que las relaciones se deterioren. La ayuda de un psicólogo para los problemas familiares puede ser fundamental para mejorar el proceso de comunicación entre los miembros de la familia y lograr que esta sea un ambiente de apoyo para todos ellos.
Los adolescentes se encuentran en una etapa en la que el nivel de exigencia por parte del entorno es cada vez mayor, especialmente en el ámbito académico. La ayuda de un psicólogo puede resultar muy útil para aprender las habilidades necesarias relacionadas con las técnicas de estudio, que permitan lograr un rendimiento académico adecuado. Desde la intervención psicológica se evalúa el perfil de cada individuo y se enseñan técnicas de estudio, habilidades para mejorar la concentración, entrenamiento en aptitudes específicas, etc, que suponen una gran ayuda para mejorar el rendimiento académico.

La falta de comprensión y entendimiento entre las personas o la necesidad de autoafirmación pueden ser algunos de los factores relacionados con la rebeldía de los adolescentes. A veces sentirse escuchado y comprendido por las personas allegadas y una mejora en la comunicación facilita el desarrollo adecuado del individuo y permite al adolescente expresarse de manera correcta. Cuando las emociones no se regulan bien pueden aparecer problemas de autocontrol y dificultar las relaciones con los demás y la relación con uno mismo. La terapia psicológica con el adolescente puede ser un ambiente y un espacio creado para él, donde pueda expresar sus necesidades y sus dificultades, así como aprender a manejarlas.