lunes, 29 de agosto de 2016

Ante constantes accidente automovilistas solicitan la instalación de reductores de velocidad en Glorieta de Matamoros

José Rivera                                           
Tonalá, Chiapas  26 de agosto de 2016, El retorno, salida Tonalá – Arriaga, conocido como glorieta de Matamoros, se ha convertido en el “tramo de la muerte”, púes en tan solo las últimas 24 horas, se han registrado dos accidentes automovilísticos, con saldo de dos adultos y un menor lesionados, mismos que fueron atendidos en el hospital Dr. Juan C. Corzo de esta ciudad.
Ante esta situación, automovilistas y vecinos del lugar están solicitando nuevamente la atención de las autoridades, con medidas de seguridad para este tramo carretero, como son reductores de velocidad y la señalización adecuada, pues es demasiado el movimiento de vehículos que se tiene por ser carretera transnacional.
A decir de Juan Domínguez Álvarez, de ocupación taxista, dijo es necesario colocar señalamientos donde se especifique que el límite de velocidad permitido en esa zona es de 60 kilómetros “ya que son muchas personas que han perdido la vida en esta zona, y la colocación de reductores de velocidad podría ser la solución”, señaló para mitigar el número de accidentes.
Además dijo la escasa vigilancia de la Policía Federal permite, principalmente a los traileros y automovilistas que no conocen la zona, excederse en la velocidad, “y esto puede provocar otros accidentes, por ello la importancia de trabajar en el tema preventivo”, exclamó.
La tarde de este sábado a eso de las 17.20 horas, cuando se registraba una fuerte lluvia, se registró otro accidente carretero en el citado tramo, resultando lesionados Víctor Ivan Gómez Cruz de 28 años de edad, que presento laceraciones en diversas partes del cuerpo y una probable fractura cervical, ahí también Georgina Gómez Cruz, de 46 años de edad quien resulto policontundida además de una herida en rotula derecha.  

El tercer lesionado un menor de 3 años de edad de nombre Jesús Monte Cruz, policontundidos, todos originarios de la ciudad de Pijijiapan y fueron trasladados en la ambulancia de Bomberos al hospital general Dr. Juan C. Corzo de esta ciudad. Para su atención.