lunes, 5 de septiembre de 2016

Dependencias e instituciones de mal en peor, la década de austeridad aun no termina

José Rivera                                           
Tonalá, Chiapas  2 de septiembre de 2016, Por el temor a ser corridos y perder su empleo única fuente de ingreso para sus familias, muchos burócratas permanecen cayados, trabajando con papel reciclado, entrándole a las mentadas cooperaciones para la compra de insumos o reparación de equipos, porque a decir de sus jefes no hay recursos para estos, pues están en una década de austeridad, laboral, pero los arrastrados y lamepatas se dan ciertos lujos como ausentarse de sus actividades que deporsi no hacen nada.
Muchas de estas instituciones y dependencias han llegado al extremo de la suspensión de los servicios de energía eléctrica y de telefonía o que les quieran recoger equipos de copiado que en muchos casos arrendan, debido a la falta de presupuesto, situación que rebasa lo absurdo, o que envíen a su personal de comisión cuando estos no tienen ni para sus gastos mínimos, como es transporte y alimentos.
A decir de trabajadores, esta situación es originada debido a que no cuentan con los suficientes recursos económicos para solventar los gastos de la luz, al igual que tintas para copiadoras, impresoras, hojas, mantenimiento de climas, impermeabilización, chaporreo de maleza, fumigación contra fauna nociva, por eso algunos trabajadores hacen como que trabajan porque su patrón hace como que les paga.

En algunas de estas dependencias ganadoras ISO 9000 y quien sabe cuántos premios mas, se han dado los despidos masivos, principalmente de aquellos trabajadores que no comulgan con la ideología partidista del jefe en turno ya que sus colaboradores cercanos vienen haciendo de las suyas y él no se entera o no quiere ver,  solo se imponen, bajo el lema estas son órdenes del de arriba y quien las contravenga se va.