lunes, 20 de marzo de 2017

Lamentable contaminación y deforestación del Río Zanatenco, Ivan Vielma

José Rivera
Tonalá, Chiapas  19 de marzo de 2017, Botes de pegamento de contacto, aún con residuos que sirven a adictos, Restos del famoso Cotorrito, áspera y dura bebida de aguardiente, que consumen los teporochitos, y cientos de botes de refresco e irónicamente de agua, se confunden entre el millar de piedras que muestran la vena seca de nuestro río Zanatenco, asi lo dio a conocer Iván Vielma, miembro de una organización ecologista.
Quien además dijo, En sus márgenes, una deshojada pochota y algunos decaídos amates se yerguen valientes arremetidos por el tardío viento y el incandescente sol de primavera que azota, desde hace varios días, el suelo de Tonalá.
Una avenida Pedregosa se abre camino en el infinito de la mirada, y vienen a mi mente aquellos años en que mis infantiles ojos solo miraban agua. Jamás imaginé ver este pedregal fúnebre y hostil. Jamás llegue a pensar que aquellas piedras que alguna vez toque con mis manos y mis pies entre el inmenso caudal de agua, lo tocaría ahora con mi triste mirada, con mi semblante abatido y con el rostro reseco por la insolación que irradia de la cara desnuda de estas piedras que alguna vez tuvieron por cobijo las aguas de mi Zanatenco.
Ahora mi Zanatenco es nido de adictos, de maleantes, de teporochitos. Guarida de ladrones de cable y otras patrañas. Ahora es una vena seca que con ella ve secarse también nuestra actitud indiferente e indolente, Qué maldad, qué tristeza.

Ahí mismo Ivan Vielma, invito para que asistan el próximo Sábado 25 de marzo. A las 18:00hrs. En las Instalaciones de la ÚNICACH Campus del Mar en Tonalá, a una Reunión para integrar el Comité Pro Rescate del Río Zanatenco.